La enfermedad de Crohn, muy prevalente en pacientes de hidradenitis supurativa

IR A PUBLICACIÓN

De hecho, la prevalencia es hasta 18 veces mayor respecto a la población general. Un estudio ha demostrado que la EC y la colitis ulcerosa -subtipos de Enfermedad Inflamatoria Intestinal- son factores de riesgo para el desarrollo de HS

Redacción Farmacosalud.com

En el marco de la XXI Reunión Anual de la Asociación Española de Gastroenterología (AEG), celebrada en Madrid este mes de marzo, se han presentado nuevos datos relativos a la relación existente entre Hidradenitis Supurativa (HS) y Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), tales como que la prevalencia de EII en pacientes de HS es de 4 a 8 veces mayor respecto a la prevalencia en la población general, siendo de 8 a 18 veces mayor en Crohn[1]. La reunión ha supuesto una oportunidad donde presentar la “Guía para el manejo de la Hidradenitis Supurativa” en los servicios de gastroenterología, la cual cuenta con el aval de GETECCU y busca implicar a los gastroenterólogos en el proceso asistencial del paciente de Hidradenitis Supurativa.

Distintos estudios han detectado una relación directa entre HS y EII, en concreto, se ha encontrado una prevalencia de HS del 23% en un amplio grupo de pacientes de EII. En este sentido, se ha observado que la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa, ambas subtipos de enfermedad inflamatoria intestinal (EII), son factores de riesgo para el desarrollo de Hidradenitis Supurativa[2].

Abogando por un abordaje multidisciplinar
A tenor de estos datos, los especialistas abogan por un abordaje multidisciplinar de los pacientes que comparten HS y EII. En este sentido, el Dr. Miguel Mínguez, gastroenterólogo del Hospital Clínico de Valencia, explica: “La asociación de ambas patologías incrementa la complejidad del manejo de los pacientes desde todas las vertientes: médica, psicológica y social. Los pacientes de EII que además padecen HS grave presentan una alteración importante de la calidad de vida relacionada con la HS, la cual no debe confundirse con la relacionada con la EII y, por ello, deben ser tratados por gastroenterólogos, dermatólogos, cirujanos especializados, personal de enfermería y psicólogos”.
El gastroenterólogo debe tener en cuenta que, en algunos casos, la Hidradenitis Supurativa se manifiesta en la región glútea y perianal, pudiendo ser confundida con la variante perianal de la EII[3]. Existen numerosas similitudes entre la Hidradenitis Supurativa y la EII, por lo que es factible la posibilidad de que ambas compartan una patogénesis común asociada a una inflamación por la desregularización del sistema inmune. Como resultado, se considera que las células Th-17 y el factor de necrosis tumoral (TNF-alfa) están involucrados tanto en la HS como en la EII[4].

Ambas patologías inflamatorias crónicas responden a terapia anti TNF-alfa
Adicionalmente, se sabe que ambas patologías inflamatorias crónicas responden a terapia anti TNF-alfa[4]. En este sentido, el tratamiento con inhibidores de TNF para EII lograron aliviar los síntomas de HS en pacientes de EII con HS concomitante[2]. “Estas enfermedades pertenecen al grupo de enfermedades inflamatorias inmunomediadas (IMID) y están causadas por factores genéticos y ambientales, al mismo tiempo que comparten vías inflamatorias comunes. Por ello, debe considerarse un abordaje multidisciplinar que contemple la problemática de ambas patologías e incluso, busque soluciones terapéuticas que actúen para ambas”, asegura el Dr. Pablo de la Cueva, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Infanta Leonor de Madrid.

Según un estudio, se consideran factores de riesgo independientes para desarrollar HS en pacientes con EII el género femenino, el sobrepeso, el tabaquismo y las edades juveniles. Los gastroenterólogos deberían, por ello, prestar una especial atención a este grupo de pacientes ya que están en riesgo de desarrollar HS[4]. “Puede sospecharse del diagnóstico de Hidradenitis Supurativa durante la exploración física del paciente de EII al detectar lesiones en la piel tales como nódulos, cicatrices o fístulas, principalmente en las zonas de pliegues. Se debe prestar una especial atención a las lesiones de la zona perianal, ya que se debe hacer el diagnóstico diferencial entre HS y enfermedad perianal de la EII”, asegura el Dr. Mínguez.

Los expertos señalan que una detección y tratamiento precoz de Crohn para los pacientes con HS puede prevenir complicaciones futuras[2]. Por ello, se recomienda que los dermatólogos pregunten a los pacientes de HS por síntomas de EII, como dolor abdominal recurrente y heces sanguinolentas, y derivar a estos pacientes a un gastroenterólogo cuando presenten síntomas digestivos[2]. “Uno de los problemas fundamentales que observamos en nuestras consultas de dermatología es que nuestros pacientes no han recibido un diagnóstico precoz de Hidradenitis Supurativa, de manera que se pueden producir lesiones cutáneas irreversibles así como comorbilidades como la EII, las cuales tienen una merma muy importante en su calidad de vida”, asegura el Dr. de la Cueva.

La HS, una enfermedad cutánea debilitante
La Hidradenitis Supurativa es una enfermedad cutánea debilitante, con un gran impacto psicosocial. Se trata de una enfermedad inflamatoria, inmunomediada, progresiva y crónica e inflamatoria de la piel, que se manifiesta con nódulos, abscesos, tractos fistulosos y cicatrices localizadas en axilas, área genitofemoral, perineo, glúteos o región inframamaria en el caso de mujeres[5].

La Enfermedad Inflamatoria Intestinal afecta a unas 130.000 personas en España, dónde cada año se diagnostican 2.000 nuevos casos[6]. Se define como un grupo de trastornos inflamatorios que engloba dos enfermedades: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. Se trata de una patología de causa desconocida pero mediada inmunológicamente, cuyos síntomas son muy variados y suelen incluir la diarrea con sangre o el dolor abdominal. El curso de la enfermedad a lo largo del tiempo produce discapacidad en una proporción significativa de pacientes.

Referencias
1. Deckers IE1, Benhadou F2, Koldijk MJ3, Del Marmol V2, Horváth B3, Boer J4, van der Zee HH1, Prens EP5. Inflammatory bowel disease is associated with hidradenitis suppurativa: Results from a multicenter cross-sectional study. J Am Acad Dermatol. 2017 Jan;76(1):49-53. doi: 10.1016/j.jaad.2016.08.031. Epub 2016 Oct 25.
2. Shalom G, Freud T, Ben Yakov G, Khoury R, Dreiher J, Vardy DA, Comaneshter D, Cohen AD. Hidradenitis Suppurativa and Inflammatory Bowel Disease: A Cross-Sectional Study of 3,207 Patients. J Invest Dermatol. 2016 Aug;136(8):1716-8. doi: 10.1016/j.jid.2016.04.003. Epub 2016 Apr 16.
3. A. Martorell. Asociación entre hidradenitis supurativa y enfermedad inflamatoria intestinal. Enfermedad Inflamatoria Intestinal al Día 2016;15:57-64
4. Janse IC1, Koldijk MJ, Spekhorst LM, Vila AV, Weersma RK, Dijkstra G, Horváth B. Identification of Clinical and Genetic Parameters Associated with Hidradenitis Suppurativa in Inflammatory Bowel Disease. Inflamm Bowel Dis. 2016 Jan;22(1):106-13. doi: 10.1097/MIB.0000000000000579
5. C.C. Zouboulis, N. Desai, L. Emtestam, R.E. Hunger, D. Ioannides, I. Juhasz, J. Lapins,L. Matusiak, E.P. Prens, J. Revuz, S. Schneider-Burrus, J.C. Szepietowski, H.H. van der Zee,G.B.E. Jemec. European S1 guideline for the treatment of hidradenitis suppurativa/acne inversa. J Eur Acad Dermatol Venereol. 2015 Apr;29(4):619-44.
6. Estudio IBD2020, una encuesta realizada entre cerca de 650 pacientes de España (5.000 de toda Europa)

Next Post Previous Post

Comments are closed.