Causas y factores de riesgo

Aunque no están claras las causas exactas de la HS, las investigaciones indican que en su desarrollo intervienen anomalías inmunitarias o estructurales del folículo piloso.

En otras investigaciones se ha planteado la hipótesis de que las lesiones inflamadas asociadas a la HS tienden a desarrollarse cuando existe una obstrucción de los folículos pilosos e inflamación de las glándulas sudoríparas apocrinas, que se encuentran ubicadas en zonas tales como axilas e ingles. La obstrucción del folículo piloso puede hacer que la zona se hinche y supure o pueden formarse abscesos e inflamarse intensamente.

También hay estudios que indican que hay probabilidades de que las alteraciones de la pared de los folículos y las anomalías de la inmunidad innata estén condicionadas en algunos casos familiares por una anomalía del gen de la gammasecretasa.

Es importante resaltar que la HS no es infecciosa y que no está causada por una infección ni guarda relación con una higiene deficiente.

Algunos de los posibles factores asociados a la HS son los siguientes:

Posibles factores predisponentes

Edad

La HS suele aparecer en adultos jóvenes, en los primeros años del segundo decenio de vida, aun así, se ha comprobado que puede surgir a cualquier edad. La prevalencia disminuye habitualmente después de los 50-55 años.

Género

A partir de los datos de los distintos estudios publicados se estima que la probabilidad de sufrir HS por las mujeres es 3 veces mayor que la de los hombres.

Genética

La investigación indica que la HS puede ser un rasgo de familia. En torno a un tercio de las personas diagnosticadas de HS también tiene un familiar afectado por la enfermedad.

Ropa ajustada

El roce con la ropa puede producir la aparición de lesiones por la rotura de los folículos.

Fármacos

El litio, los anticonceptivos o la isotretinoína son alguno de los medicamentos que pueden generar brotes de repetición de la enfermedad. 

Posibles factores desencadenantes

Además, también existen posibles factores de riesgo que actúan como desencadenantes, como el tabaquismo y la obesidad, cambios hormonales, sudoración y la ropa ajustada, que pueden empeorar los síntomas.

Tabaquismo

Aproximadamente del 70% al 88,9% de pacientes afectos de HS son fumadores.

Obesidad

Está considerada como un factor exacerbante, más que desencadenante. El síndrome metabólico, al igual que en otras enfermedades autoinmunes, parece estar relacionado con la HS.

Factores endocrinológicos

La prevalencia mayoritaria en mujeres, la existencia de brotes premenstruales, el inicio después de la menarquia o en la adolescencia y la mejoría que experimentan algunas pacientes durante el embarazo o tras la menopausia, sustentaban la hipótesis de un vínculo con las hormonas sexuales, sin embargo, los estudios hormonales realizados no sustentan esta teoría, sin haber por tanto un vínculo directo.

Desodorantes

Los irritantes actúan como exacerbantes de la enfermedad, no como desencadenantes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies